Amenazan con demanda penal a sustituto del asesinado candidato ecuatoriano Villavicencio

El exlegislador ecuatoriano Roberto Cuero tildó este martes de «irresponsable» y no descartó una acción penal contra Christian Zurita, designado sustituto del candidato presidencial Fernando Villavicencio, asesinado a tiros el pasado 9 de agosto en Quito. Cuero, en una rueda de prensa, rechazó la insinuación de Zurita para vincularlo, junto a otros exasambleístas, en el caso del asesinato de Villavicencio, quien el 13 de abril presentó una demanda contra ellos por presuntamente planear un ataque contra su vida con sicarios.

Zurita aseguró que cinco exasambleístas, incluido Cuero, habían sido nombrados por Villavicencio en su denuncia, por lo que les pidió que respondan a esa acusación. Cuero exigió a Zurita que «no sea un irresponsable» y que, «si quiere notoriedad política» la consiga «trabajando, ganándose la empatía de los ecuatorianos». «Nos reservamos el derecho a tomar las acciones legales pertinentes en el momento pertinente» contra la «temeraria» acusación de Zurita, añadió Cuero. «Es una total irresponsabilidad decir lo que ha dicho este señor Zurita, porque ha puesto en peligro nuestras vidas» y de las familias de los exlegisladores.

Zurita se refirió a los exasambleístas Pablo Muentes, del conservador Partido Social Cristiano (PSC), y a Ronny Aleaga, Roberto Cuero, Ronald González y Walter Gómez, de la Revolución Ciudadana, el movimiento político que lidera el expresidente Rafael Correa (2007-2017).

Denuncia basada en testimonios anónimos

Según Zurita, Villavicencio, cuando presidía la Comisión de Fiscalización de la Asamblea Nacional (Parlamento), había presentado esta denuncia basada en el testimonio anónimo de otros parlamentarios, quienes le habían indicado que Cuero y los otros supuestamente planificaban el atentado.

Cuero, que rechazó la versión, hizo notar que la narración había surgido en abril pasado, semanas antes de que el presidente del país, el conservador Guillermo Lasso, declarara la «muerte cruzada», con la que disolvió el Parlamento y forzó la convocatoria de elecciones extraordinarias, a las que se presentó Villavicencio. Asimismo, Cuero afirmó que Villavicencio había hecho la acusación ante la Fiscalía, pero que no la había refrendado con los trámites de ley previstos, por lo que el Ministerio Público no dio paso a la investigación.

También recordó que, ya en la campaña electoral, Villavicencio había acusado a un líder de la banda criminal Los Choneros, Adolfo Macías, conocido con el alias de «Fito», de planificar un posible atentado por su lucha contra las mafias del narcotráfico. Por ello, Cuero volvió a calificar de «irresponsable» a Zurita, al que acusó de actuar de forma «torpe» y poner en riesgo a los exlegisladores y a sus familias. Invitó a las autoridades a impulsar investigaciones sobre la serie de supuestos fallos en torno a la seguridad que la Policía brindaba a Villavicencio y las dudas que se han sembrado en torno a ese asesinato.


Christian Zurita, llega al Consejo Nacional Electoral para registrar su candidatura en Quito, el 13 de agosto


AFP

Fuertes discrepancias

Cuero reconoció que mantuvo fuertes diferencias con Villavicencio cuando ambos formaban parte de la Comisión de Fiscalización de la Asamblea Nacional, sobre todo en torno al juicio político de censura que se tramitaba en la Cámara contra el presidente Lasso.

Según Cuero, Villavicencio, uno de los mayores críticos del correísmo, defendió a Lasso en ese proceso que se truncó luego que el mandatario llamó a la «muerte cruzada», justo cuando la mayoría opositora se aprestaba a votar por su destitución. El exasambleísta lamentó el asesinato de Villavicencio y, pese a que reconoció la rivalidad política con él, aseguró que «nunca fue un enemigo personal».

Por su parte, Pablo Muentes señaló en un comunicado que «las afirmaciones de Zurita son, en lo político, una desesperada campaña sucia, y en lo jurídico una vulgar y perversa calumnia». «Tan pronto como termine la primera vuelta electoral, iniciaré contra él, y en contra de quienes quieran mancillar mi nombre, las pertinentes acciones legales, incluyendo las penales».

Asimismo, la Fiscalía indicó en un comunicado que tanto las denuncias presentadas por Villavicencio en el marco del juicio político como las que fueron presentadas contra él se encuentran en investigación, y aseguró que cumplen con el debido proceso, por lo que hizo un llamamiento a respetar el trabajo del Ministerio Público.