Argelia se suma a las condolencias de la comunidad internacional y ofrece ayuda a Rabat por el terremoto

La comunidad internacional ha expresado este sábado sus condolencias por las víctimas del terremoto en Marruecos de magnitud 7 en la escala Richter, cuyo número de muertos ascidende hasta el momento a 820, y ha ofrecido ayuda para hacer frente a los daños provocados por el violento seísmo.

La solidaridad ha llegado desde todos los puntos del planeta, y también desde países enemigos o enfrentados con Rabat, como es el caso de Argelia, que no ha dudado este sábado en transmitir sus condolencias.

Así el Ministerio de exteriores de Argelia ha expresado su solidaridad y condolencias al pueblo de Marruecos por el «terrible terremoto», según recoge la web ecsaharui. Y ha ofrecido su apoyo al «pueblo hermano» marroquí, y en especial a los afectados.

«Deseamos la recuperación al pueblo marroquí afectado por la catástrofe del terremoto en Marruecos», ha dicho el Ministerio argelino de Exteriores en un comunicado.

Desde Biden a Putin, pasando por Zelenski

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, ha dicho sentirse «profundamente entristecido por la devastación provocada por el terremoto» y ha señalado que su Administración se encuentra en contacto con las autoridades marroquíes para «garantizar la seguridad de todos los ciudadanos estadounidenses» en el país.

«Estamos preparados para ofrecer toda la asistencia necesaria al pueblo de Marruecos. Estados Unidos apoya al rey, Mohamed VI, en estos momentos difíciles«, ha indicado, según un comunicado de la Casa Blanca que recoge Ep.

El presidente de Francia, Emmanuel Macron, ha destacado que el país «está dispuesto a contribuir para hacer entrega de los primeros auxilios» y ha afirmado que «todos estamos devastados tras el terrible terremoto en Marruecos».

Por su parte, el canciller alemán, Olaf Scholz, ha lamentado la tragedia y ha calificado el seísmo como «devastador». «Mis pensamientos están con las víctimas y todos los afectados por este desastre natural», ha puntualizado.

El presidente ruso, Vladimir Putin, ha enviado también sus condolencias al Rey de Marruecos, que se había trasladado a Francia para someterse a una operación, por las «trágicas consecuencias del devastador terremoto». «Acepte mis más sinceras condolencias en relación con el terremoto que ha golpeado las regiones centrales de su país. Compartimos el duelo de la gente amigable de Marruecos», ha manifestado antes de desear una «pronta recuperación a todos los afectados», según informaciones del Kremlin.

A su vez, el presidente ucraniano, Volodimir Zelenski, ha trasladado sus «más sinceras condolencias» al monarca y a «todos los marroquíes por las vidas perdidas en el horrible terremoto». «Espero que todos los heridos se recuperen rápidamente. Ucrania expresa su solidaridad en este momento trágico», ha añadido.

A él se ha sumado el presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, que ha señalado que Ankara esta dispuesto a «entregar todos los recursos» necesarios a los «hermanos y hermanas marroquíes».

El primer ministro de India, Narendra Modi, anfitrión este fin de semana del G-20, ha dicho sentirse «extremadamente triste por la pérdida de vidas» en Marruecos y ha deseado una pronta recuperación a todos los heridos, que son ya más de 300.

«India está lista para ofrecer toda la ayuda posible a Marruecos en estos momentos tan difíciles», ha aseverado en un mensaje difundido a través de sus redes sociales a medida que avanza la cumbre del G-20, que se celebra este fin de semana en Nueva Delhi.

La ONU y la UE ofrecen su ayuda

El secretario general de Naciones Unidas, António Guterres, ha transmitido su «solidaridad al Gobierno y pueblo de Marruecos en estos momentos», tal y como ha señalado en un comunicado su portavoz, Stéphane Dujarric, que ha confirmado a su vez que la organización «está preparada para ofrecer todo su apoyo» a Rabat.

En esta línea se han pronunciado también el primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, que ha dado instrucciones para «entregar toda la ayuda necesaria», y el presidente de Emiratos Árabes Unidos, Mohamed bin Zayed al Nahyan, y el ministro de Exteriores británico, James Cleverly, que ha incidido en que Londres «está listo» para prestar ayuda a Marruecos.

La presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, ha dicho estar junto al pueblo marroquí «ante el terrible terremoto que se ha cobrado cientos de vidas».

«Mis pensamientos están con las familias de las víctimas y con los heridos, a quienes deseo una pronta recuperación», ha manifestado antes de mostrar también su apoyo a los trabajadores de los servicios de emergencias, que «están haciendo un trabajo admirable».

El Alto Representante de la Unión Europea para la Política Exterior, Josep Borrell, ha trasladado su «más sentido pésame al pueblo marroquí y a las víctimas del terremoto que azotó el país anoche».

Así, ha subrayado que la UE «está dispuesta a prestar toda la asistencia necesaria a Marruecos», según un mensaje difundido a través de su cuenta en la red social X, antes conocida como Twitter.

Por su parte, el presidente de la Comisión de la Unión Africana, Musa Faki Mahamat, ha expresado «con gran dolor» su «más sentido y profundo pésame al rey de Marruecos, el pueblo marroquí y las familias de las víctimas».