China inicia maniobras militares alrededor de Taiwán a modo de «advertencia» y condena la escala del vice taiwanés en EE.UU.

Fue porque William Lai pasó por Nueva York y San Francisco cuando voló hacia Paraguay para la asunción del nuevo presidente Santiago Peña.

China inició este sábado maniobras militares alrededor de Taiwán a modo de «seria advertencia» después de expresar su malestar por una escala en Estados Unidos del vicepresidente del gobierno de esta isla, William Lai.

El ejército chino «desplegó el sábado patrullas conjuntas aéreas y marítimas y ejercicios militares de la marina y la fuerza aérea alrededor de la isla de Taiwán», dijo la agencia de prensa estatal Xinhua citando al Comando del Teatro Oriental.

Estos ejercicios están «destinados a entrenar la coordinación de buques y aviones militares y su capacidad para hacerse con el control de espacios aéreos y marítimos» y a poner a prueba su capacidad de luchar «en condiciones reales de combate», agregó.

Las maniobras, cuya escala por el momento se desconoce, también suponen una «seria advertencia a la colusión entre los separatistas por la ‘independencia de Taiwán’ con elementos extranjeros y a sus provocaciones», afirmó la agencia.

El anuncio ocurre después del viaje del vicepresidente taiwanés a uno de los últimos aliados oficiales de la isla, Paraguay, durante el que hizo escalas en Nueva York en la ida y en San Francisco en la vuelta.



El vicepresidente de Taiwán en el aeropuerto de San Francisco días atrás.

La diplomacia china había advertido que iba a tomar «medidas firmes y contundentes para salvaguardar la soberanía nacional» ante el viaje de Lai, favorito para las elecciones presidenciales de Taiwán del próximo año.

China considera esta isla como un territorio propio que debe recuperar algún día, incluso por la fuerza, y se opone a cualquier contacto internacional de los representantes de su gobierno democrático.

El año pasado realizó unos enormes ejercicios militares alrededor de Taiwán después de la visita a Taipéi de la entonces presidenta de la Cámara de Representantes de Estados Unidos, Nancy Pelosi.

En abril, China organizó tres días de ejercicios militares simulando una operación de bloqueo a la isla después de que la presidenta taiwanesa, Tsai Ing-wen, se reuniera en California con el sucesor de Pelosi, Kevin McCarthy, al regresar de un viaje a Guatemala y Belice.

Estados Unidos había pedido calma ante la escala de Lai, que describió como de rutina.

Pero el sábado, un responsable del departamento encargado de los asuntos de Taiwán del Partido Comunista Chino «condenó firmemente» el viaje y lo describió como «un nuevo movimiento provocador» del gobernante Partido Progresista Democrático taiwanés para «conspirar todavía más con Estados Unidos», dijo Xinhua.

«La última ‘escala’ de Lai (…) es un engaño que usa para vender los intereses de Taiwán con el objetivo de sacar rédito en las elecciones locales a través de maniobras deshonestas», dijo este responsable citado por la agencia.

En un almuerzo en Nueva York, Lai prometió «resistir a la anexión» en caso de salir elegido y continuar defendiendo los principios básicos de la administración de Tsai.

Lai ha hablado más abiertamente sobre la independencia de la isla que su predecesora, quien despierta hostilidad en Pekín por no compartir su punto de vista de que Taiwán es parte de China.

El doctor educado en Harvard y convertido en político se había descrito previamente como «un trabajador pragmático por la independencia de Taiwán».

La condena de Taiwán: «Es irracional y provocador»

Taiwán condenó el sábado las maniobras militares iniciadas por China alrededor de su territorio después de una escala en Estados Unidos del vicepresidente del gobierno de la isla.

«El Ministerio de Defensa Nacional condena firmemente este comportamiento irracional y provocador, y desplegará en respuesta las fuerzas adecuadas (…) para defender la libertad, la democracia y la soberanía» de Taiwán, dijo el ministerio en un comunicado.

Fuente: AFP

Mirá también