El Patriarca Kirill, jefe de la Iglesia Ortodoxa y mentor espiritual de Putin, dijo que «hay que bendecir a la bomba atómica de Rusia»

El patriarca Kirill jefe de la Iglesia ortodoxa de todas las rusias y mentor espiritual del líder Vladimir Putin, dijo que las armas nucleares de Rusia deberían ser bendecidas “porque han permitido al país segur siendo libre e independiente”.

Kirill dijo también que las bombas y las ojivas atómicas rusas están bajo la protección de San Serafino.

Tamaña declaración no ha sido del todo una sorpresa porque el Patriarca bendijo las bombas rusas que desde febrero de 2022 caen sobre Ucrania. También definió como satánico a todo Occidente porque, afirmó, está corrompiendo a los rusos con la introducción de la cultura gay.

Kirill hizo estas espectaculares afirmaciones durante la entrega de un premio al físico Radiy Ilkayev, director científico honorario del Centro Nuclear ruso.

“Ilkayec, lo digo con seguridad, es un gran científico ruso”, afirmó Kirill, que es el patriarca de la religión cristiana ortodoxa que sigue la mayoría de los 150 millones de rusos.

El patriarca Kirill, en enero pasado. Foto Reuters

Como primera figura religiosa del país, las palabras del patriarca resuenan rápidamente por todo el país. Kirill explicó que Ilkayev dirige el centro nuclear que fue creado por el físico y director del proyecto de bomba nuclear soviética Igor Kurtachov.

“Si no fuera por el trabajo de Kurchatov, Ilkayev y sus colegas, es difícil decir si nuestro país exstiría hoy. Han creado el arma bajo la protección de San Serafino de Sarov porque, por inefable providenciaa divina, esta arma fue creada en el monasterio de San Serafino”.

Kiril concluyó que “gracias a este poder, Rusia es independiente y libre”. “Naturalmente todos debemos conservar en el corazón y la memoria esta extraordinaria empresa de nuestros científicos, que prácticamente han salvado nuesto país”.